Martes, 23 de Enero del 2018
UFM 94.9

 

La carretera que conecta los municipios de Santa Ana y Chalchuapa se encuentra en mal estado, si ya la arteria daba visos de haber  terminado  su vida útil, el copioso invierno y la falta de mantenimiento por parte del Estado  vino a destruir lo que antes fue una moderna autopista.

Conducir por la carretera que de Santa Ana conduce a Chalchuapa se ha convertido para los automovilistas en un verdadero dolor de cabeza, ya que dicha arteria se ha deteriorado, ellos no miran por donde el Estado la pueda intervenir.

Los automovilistas se quejan por los grandes hoyos que se han formado y solo les queda ver como sus vehículos y principalmente sus bolsillos sufren las consecuencias.

La pregunta que ellos se hacen es: ¿A quién corresponde el mantenimiento de esta importante arteria?

Según Alexander Beltrán, jefe regional del Ministerio de Obras Públicas (MOP) está encargado de ver algunos ejes de la red vial pavimentada a nivel nacional específicamente en cuatro ciudades las cuales son el gran San Salvador, San Vicente, Sonsonate y San Miguel; Santa Ana no forma parte de la red vial del MOP, por ende dicha institución se dedica a proyectos de inversión.

Dicho esto el ente encargado de dar mantenimiento a la carretera de Santa Ana a Chalchuapa es El Fondo De Inversión Vial (FOVIAL) a través del impuesto que los ciudadanos pagan por cada galón de gasolina que compran que es de $0.20.

Con este impuesto el FOVIAL es el encargado de dar mantenimiento a las vías nacionales e internacionales que conectan fronteras, puertos y aeropuertos.

Son más de 3.000 kilómetros de vías no pavimentadas y 3.000 kilómetros de vías pavimentadas, en total son 6.000 kilómetros de red de carreteras en donde el FOVIAL es el responsable de su conservación.

Pero entonces sí se cobra el impuesto de $0.20 por galón de combustible, ¿Por qué la carretera que conduce de Santa Ana a Chalchuapa se encuentra en mal estado?

Si la misma ley del FOVIAL en su artículo 3 define a la conservación vial como el amplio conjunto de actividades destinadas a preservar en forma continua y sostenida el buen estado de las vías terrestres de comunicación, de modo que se garantice un servicio óptimo al usuario.

Según Luis Moreno, administrador de proyectos de la zona occidental del FOVIAL, sí han estado interviniendo la carretera con programas de limpieza de maleza y bacheo, pero este año las lluvias han sido demasiado intensas, lo cual ha contribuido a que la carretera se deteriore.

Además añadió que para el otro año pretenden una reparación más integral, ya están considerando para el presupuesto del FOVIAL  del siguiente año una reparación de al menos nueve kilómetros que cubriría prácticamente la carretera de Santa Ana a Chalchuapa. Esto consistiría en retirar la capa de asfalto vieja y colocar una nueva, “Ya se está trabajando en el presupuesto del 2018 y se está considerando esta situación. Así que es muy factible que se vaya a ejecutar”.

 Para los administradores del FOVIAL uno de los problemas que  experimentan es que desde su inicio se estableció el impuesto de $0.20 por galón de combustible y este criterio se ha mantenido permanente hasta el presente año, y no se consideraron aspectos como la inflación, los efectos del alza del combustible y  todo esto en cierta medida afecta un poco la inversión pública en el sentido que los costos de ahora son mayores a los de cuando FOVIAL inició, todo esto en cierta medida afecta el rendimiento, explicó.

Aunque esta postura es debatible, ya que también ha aumentado el parque vehicular, esto nos podría indicar que hay más vehículos comprando combustible y por ende la recaudación del impuesto debería de ser mayor.

 “Dentro de dos semanas entraremos en la carretera hacia Chalchuapa con un programa de bacheo, se invertirán 100 toneladas de mezcla asfáltica para reparar en bache abierto, se espera que con la salida del invierno la carretera sufra menos daño. Con esto trataremos de dejar controlada la ruta y ya intervenirla de una forma más integral en el 2018. El presupuesto es limitado y las necesidades son apremiantes”, enfatizó Moreno.  

Por el momento la población seguirá esperando y pintando los baches de blanco para hacer eco en las autoridades y esperar que estas cumplan con sus obligaciones.

Acceder



 

El Clima

Búsqueda