Lunes, 20 de Noviembre del 2017
Google+

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Este pasado miércoles 8 de noviembre se jugó la jornada número 17 del torneo apertura 2017 de la Tercera División de fútbol profesional. CD Nuevo San Sebastián recibió en su casa a CD Huracán de Atiquizaya.

Partido con poco público por ser día de semana, al igual que ciertos jugadores ausentes por su estudio o trabajo.

El partido inició y estaba abierto para que sumaran 3 puntos, pero solo tuvieron que pasar 3 minutos para que los visitantes se desconcentraran y cometieran una falta cerca de su área. Lanzó el tiro libre Luis Morales, jugador local, el portero no embolsó y le quedó el rebote a Robin Linares, le pegó, la pelota golpeó en el poste y se fue adentro. El marcador estaba 1-0.

Fue un baldazo de agua fría para los de Atiquizaya, pero comenzaron a realizar jugadas de contraataque, mientras los locales también respondían. El árbitro central amonestaba verbalmente y él asistente lo hacía para el técnico Carlos “Culín” González ya que las molestias de este, eran más que evidentes.

Juego a ras de piso, por la banda derecha y además diferentes jugadas bruscas que fueron amonestadas con tarjeta amarilla, llegó el primer cambio por parte de la visita; para que luego llegara un centro al área, la recibiera en el área Luis Morales, jugador del Sebastián, se quitó la marca y mandó el disparo; el portero no la vio. Era el 2-0 al minuto 32 de partido.

Jugador de Huracán salió lesionado y entró el #23 Eduardo García; así se fue el primer tiempo en la cancha San Miguel.

El segundo tiempo comenzó con piernas frescas, idea, proyección y diferente mentalidad para ambas escuadras; los cambios y las tarjetas amarillas se hicieron presentes en el encuentro desde el minuto 47.

Al minuto 60 se fue expulsado el juvenil del San Sebas, Alexander Carpio; por reclamos al asistente número 2.

El partido continuó su rumbo, los cambios, tarjetas amarillas y lesiones continuaron; San Sebastián se defendía de la visita y se quedaba nada más a la contra.

El partido cumplió sus 90 minutos respectivos y se fue al alargue, añadiendo 7 minutos debido a tiempo perdido; luego fue amonestado por una falta Luis Morales, jugador del San Sebas, quien no respetó el silbato del réferi central y siguió con los reclamos, lo que conllevó a la segunda amonestación y tarjeta roja definitiva. Su equipo se quedó sin delanteros.

El partido acabó con molestias de los visitantes por el arbitraje, mientras los locales respiran con este triunfo que los pone en la quinta posición con 21 puntos.

Acceder

El Clima