Sábado, 16 de Diciembre del 2017
Google+

Lobeznos recibieron al sotanero Apopa, que llegó sin aspiraciones de clasificar, pero con el objetivo muy grabado de no ceder puntos y complicar su rival. En un juego donde los chalchuapanecos dominaron los 90 minutos, no pudieron pasar del empate a un gol. 

Urgido por los tres puntos, para no depender de resultados para seguir con aspiraciones de estar entre los cuatro clasificados, Once Lobos le apostó a Breiner Ortiz en el ataque junto a Eduardo Ayala, pero ninguno de los dos hizo notar su presencia, incluso el segundo fue sustituido al minuto 38 por Bryan Cea. 

Al minuto 43, Apopa pegó fuerte y sin hacer muchos méritos se puso arriba en el marcador en su primer jugada más clara de peligro, Carlos Martínez aprovechó un centro y de cabeza marcó el 1  a 0. Apopa todavía celebraba el gol, cuando lobeznos consiguieron un penal, tras una mano en el área, cobró el colombiano Jhon Polo, este falló, pero por fortuna el árbitro no válido el penal, debido a que el portero dio un paso adelante antes del silbato, Polo se tuvo confianza y volvió a patear y marcó la paridad en el marcador. 

Once Lobos se fue con esa confianza al descanso, de tener emparejado el marcador, pero en la segunda parte Apopa era una muralla humana defendiendo su arco, conforme pasaron los minutos, producto de la ansiedad hubo muchos disparos, sin proyección a gol y otros contenidos fácilmente por el portero. 

La desesperación era evidente por conseguir el gol que les diera la victoria y terminó en frustración por no pasar del empate, incluso se evidencio no solo por parte de los jugadores,  hubo reclamos de la afición al técnico lobezno Jorge Molina, también el directivo Hugo Medina muy enfadado encaro al timonel. 

Con este resultado complica su clasificación debido a que tiene dos juegos de visita y depende de otros resultados. 

 

 

Acceder

El Clima